Amantes del ciclismo conectados

Tenemos 4017 invitados conectado(s)
Inicio | Ruta | “El Tour este año será más abierto porque Froome no fue en el Giro tan superior como otras veces”: Alejandro Valverde

Más noticias de Colombia y el Mundo
back_separt 

Alejandro Valverde estará en su undécimo Tour de Francia (Foto Movistar)Alejandro Valverde estará en su undécimo Tour de Francia (Foto Movistar)

El murciano Alejandro Valverde vuelve a poner su experiencia a la orden del Movistar en la 105ª edición del Tour de Francia, carrera a disputarse entre el 7 y el 29 de este mes.

El ibérico a sus 38 años estará en la línea de partida de su undécimo Tour de Francia. Su mejor participación fue en el 2015 ocupando un tercer lugar. En esta oportunidad llega incentivado por las ocho victorias de etapa conseguidas en lo que va de la temporada y los títulos de Vuelta a la Comunidad Valenciana, Tour de Abu Dhabi, Volta a Cataluña, Gran Premio Miguel Induráin y Ruta de Occitania y segundo en el Campeonato de España en Ruta.      

Sobre lo que ha sido su temporada de cara a la Grande Boucle expresó en entrevista dada a conocer por el Team Movistar: "El balance hasta ahora es buenísimo. No solo por los resultados, sino también sobre todo por dónde vengo, de esa caída tan grave el año pasado. En Mallorca ya empecé con sensaciones inmejorables y luego empezaron a llegar las victorias. Ya son 11, he ganado las cuatro vueltas por etapas que he corrido… por tanto, la temporada hasta ahora es inmejorable".

En cuanto a su preparación para la máxima carrera de tres semanas añadió: "Después de la Lieja necesitaba un descanso físico y mental y estuve siete días sin tocar la bici para nada. Empecé a entrenar suave en casa y el 17 de mayo me marché para Sierra Nevada. No estuve arriba, porque para mí la altitud no es un gran beneficio; es sobre todo un cambio de aires, estar relajado y entrenar fuerte. En casa tengo puertos, pero los de larga distancia quedan lejos, por lo que en Sierra Nevada aprovecho para acumular mucho desnivel con puertos de 45-50 minutos. Estuve allí hasta el 3 de junio y en los últimos días estuve un poco resfriado y optamos por correr Occitania en vez de Suiza”.

“Voy a llegar de manera similar a otros años, quizá con un poco menos de competición, lo que va a hacer que llegue más fresco, sobre todo porque después del parón tras las Ardenas he competido menos. Me vendrá bien porque el final de año será muy cargado, con la Vuelta a España y un gran objetivo como es el Mundial".

Comentó igualmente sobre su objetivo: "Llego al Tour como quería después de ver las sensaciones que he tenido en el Tour d’Occitanie. Dani Navarro y Elissonde están en gran forma para arriba y estuve con ellos sin problemas, por lo que sé que estoy bien. La caída del año pasado no tiene por qué venirme a la cabeza en el inicio del Tour. Va a ser especial por volver de nuevo al Tour, pero no por la caída. Estoy centrado en lo que tenemos que hacer. Quiero hacerlo bien. Desempeñando mi papel de trabajar para Nairo y Mikel o si la carrera se da y tengo que afrontar la responsabilidad de estar delante, cumplir con ello. Creo que mi condición física es adecuada para estar adelante".

No perdió la oportunidad para hablar sobre los rivales: "Por supuesto el favorito número 1 es Froome. Viene de ganar el Giro y está claro que ha gastado mucho, pero tiene suficiente potencial y veteranía como para afrontar dos grandes seguidas, como hizo el año pasado. Luego hay una serie de corredores -como Roglic, Porte, Dumoulin, NIbali, Bardet, Urán…- que seguro están delante y habrá que tenerles en cuenta. Creo que la carrera este año será más abierta porque Froome no fue en el Giro tan superior como otras veces. Se le vieron debilidades y solo decidió la carrera en uno de los últimos días".

Además manifestó sobre sus compañeros de equipo: "No va a haber problemas en el equipo, el entendimiento será perfecto. Este Tour, por su recorrido, es propicio para tener tres bazas. Hay etapas cortas, emboscadas… lanzar a uno por delante puede hacer daño a los rivales y crear incertidumbre. Tenemos que jugar esos factores. No sé si ganaremos, pero seguro que vamos a dar espectáculo.

 “El equipo lo es todo. Tú puedes estar muy bien, pero si no tienes un gran respaldo detrás es muy difícil conseguir algo, no solo en el Tour sino en cualquier carrera. Creo que todos vamos a llegar muy concienciados y en las mejores condiciones posibles".

Alejandro Valverde hizo un análisis sobre sus compañeros: "A Nairo no lo vamos a descubrir ahora. Es un corredor que opta a ganar el Tour. No tiene que obsesionarse, pero lo tiene en las piernas. Landa siempre ha estado a la sombra de otro líder, pero ya ha demostrado que tiene calidad para ganar una gran vuelta. Erviti para mí es importantísimo. Un gran compañero con el que siempre comparto habitación. Es todo sabiduría, no solo en carrera sino también fuera de ella. Me da mucha tranquilidad porque se estudia muy bien las etapas y a su lado voy a la salida más confiado. Rojas es un corredor muy polivalente: te puede ayudar para las etapas de viento, para colocarte en el pelotón, en el pavé, en la media montaña aguanta cuando quedan 30 ciclistas. Amador y Soler son corredores que habrá que guardar más porque, además de en el pavé, en las jornadas de media montaña y montaña puede estar en los grupos de cabeza cuando se hace la selección. Y Bennati es fiable al 100%. Tenerlo a tu lado te aporta mucha tranquilidad. En esos primeros nueve días con viento, llano, pavé… nos va a dar mucha serenidad".

En cuanto al recorrido señaló: "El recorrido me gusta. Para el equipo que tenemos creo que es perfecto. No tiene mucha crono y la que tiene es bastante dura. Para la contrarreloj por equipos tenemos un buen bloque para no perder mucho tiempo. Hasta la etapa del pavé será un Tour de supervivencia. Habrá que intentar estar delante, tener suerte para no caernos… y una vez que llega la montaña tenemos de todo. Hay puertos míticos, hay etapas inéditas y sobre todo esa jornada de 65 km en la que quien tenga un mal día puede perderlo todo. La crono final es muy exigente, no para especialistas, y los escaladores que lleguen en buena condición allí lo pueden hacer bien”.

“He visto algunas etapas, sobre todo la del pavé, que era importante reconocerla. He visto también la contrarreloj y las etapas que coincidían en Occitanie, pero no soy un corredor que me guste especialmente estar viendo etapas. Es importante, pero también lo es estar tranquilo, entrenando y descansando bien".

EL TOUR: RECUERDOS

- Qué supone el Tour: "Es la carrera más importante del mundo para cualquier ciclista. De vueltas por etapas es la más importante, la más famosa y ganar el Tour tiene que ser la leche".

 - Primer recuerdo: "La etapa de Val Louron, donde Indurain se destapó cuando Perico le dijo que marchara para adelante y ganó la etapa. Tengo un gran recuerdo".

 - Su primer Tour: "Fue increíble. La cantidad de medios de comunicación, de público, todo lo que mueve… Todo me llamó la atención, era espectacular".

 - Courchevel: "Fue un día muy especial para mí. De salida ya vi que las sensaciones eran muy buenas y cuando subiendo veía que se quedaban Basso, Ullrich, Vinokourov… y me quedé solo con Armstrong, Rasmussen y Mancebo vi que tenía opciones de ganar con mi punta de velocidad. Armstrong arrancó a 500 metros muy cerrado por la valla para sorprenderme, pero cogí la distancia y le pude batir".

 - Plumelec: "Fue espectacular. Ese día no quería ni esprintar, pero Iván Gutiérrez me dijo que fuéramos para delante, que podía ganar. Confié en él, pude ganar y vestirme de líder. Siendo líder del Tour de Francia te sientes el rey del mambo. Súper feliz. Vestir de líder, aunque solo sea un día, es algo impresionante".

 - Peyragudes: "Fue un día increíble, en 2012 tras venir del parón de año y medio. Ese Tour tuve muchas caídas y era mi última oportunidad. Ataqué de lejos, tuve buena colaboración en la fuga y al final pude rematar yo la faena porque atrás nunca se relajaron y siempre fueron a por nosotros".

 - El podio de París: "Para mí fue como una victoria. Estuve siempre ayudando a Nairo, incluso ese día arriesgué perder el podio arrancando de lejos como me ordenó él. Cuando llegué al Alpe d’Huez y vi que terminaba tercero rompí a llorar porque para mí fue una liberación tremenda. Tanto que al día siguiente estuve con fiebre y casi me tengo que retirar en los Campos Eliseos. No pude disfrutar lo que era el podio en París".

 - Caída Dusseldorf: "Tienes alegrías, tienes tristezas… y mi caída más gorda fue el año pasado solo 6 km después de tomar la salida en un Tour en el que me encontraba muy bien. Pero bueno, ya está superado, todo el mundo lo ha visto y yo también".


blog comments powered by Disqus